Hasta cinco novedades en el último once que rindieron a un buen nivel

296
Franquesa toca el balón durante un entrenamiento (Foto: Paula González - CD Mirandés)

Andoni Iraola reestructuró su once titular para afrontar la cita ante el Extremadura tras la anterior derrota sufrida en el Martínez Valero de Elche. Carlos Julio y Franquesa se ubicaron en los laterales, Malsa regresó al equipo para dar pausa en el centro del campo, Íñigo Vicente fue clave en banda izquierda; mientras que el delantero Marcos André volvió a situarse en la punta del ataque.

El jugador cedido por el Athletic abrió el marcador al aprovechar un servicio de Antonio Sánchez. Después asistió a Álvaro Rey en la segunda diana que certificó la victoria en Anduva. “Para un entrenador poder contar con buenas actuaciones de jugadores es muy bueno porque aumenta la competencia del equipo. En la intensidad, Íñigo ha mejorado mucho. Llevaba un mes entrenando mejor y encima le llegó el premio de los goles. Enric (Franquesa) con balón también nos ofrece muchas alternativas y luego a Carlos Julio se le hizo largo el partido, pero también cumplió”, destaca el técnico guipuzcoano.

Sorprendió la entrada en el once de Marcos André, entre algodones durante toda la pasada semana. La participación del ariete brasileño volvió a ser fundamental a la hora de desgastar a la defensa contraria: “Puso de su parte para estar. Entrenó bien el último día, aunque no sabíamos si aguantaría todo el partido o no. A nivel de presión nos dio mucho tanto con Antonio como con Álvaro (Peña) y eso les permite jugar mejor a los que están por detrás de ellos”.