“Siempre hay que ajustar o cambiar cosas dependiendo el rival”

192
Andoni Iraola, entrenador del Mirandés

El Mirandés ultima la preparación del duelo que le medirá mañana a la Sociedad Deportiva Huesca en Anduva. El conjunto rojillo despedirá 2019 ante su afición que volverá a arropar a los suyos ante un serio aspirante a lograr el ascenso a Primera.

Andoni Iraola reconoce la dificultad que entraña el choque, aunque no da pistas sobre si realizará alguna variación en su sistema de juego: “Está bien que te respeten. Eso quiere decir que estamos haciendo las cosas, pero nosotros también sabemos quién estará enfrente. Es el conjunto que más domina en los partidos, te somete mucho. No perderemos nuestra idea, pero nos obligarán a veces a jugar más atrás de lo que nos gusta. Juegues contra quien juegues siempre hay que ajustar o cambiar cosas”.

El cuadro oscense llegará herido a Anduva tras su última derrota en casa ante el Rayo Vallecano. Lejos de su feudo, la plantilla de Míchel ha sumado 10 puntos de 27 posibles. “También ganan fuera. Lo hicieron en Alcorcón y jugando muy bien, aunque al luchar por el ascenso directo se permiten menos errores. Es el equipo menos goleado de la categoría. Concede muy pocas ocasiones por partido y eso les da una solidez y una seguridad que les permite estar vivos en todos los partidos”, señala el técnico guipuzcoano.

Iraola se ha deshecho en halagos hacia Juan Carlos Real y Mikel Rico, futbolistas que llevan la manija del centro del campo en el Huesca: “Son dos jugadores de un nivel muy alto para la Segunda División y creo que no le sorprende a nadie. Tienen un nivel de trabajo y de calidad alto y pueden jugar en diferentes posiciones. Son dos pilares para ellos. Nosotros intentaremos que no se sientan cómodos y buscarles las cosquillas”.

Los rojillos también afrontarán el choque después de perder en la última jornada en el estadio de los Juegos del Mediterráneo. De una buena primera parte se pasó a unos minutos iniciales de desconcierto en la segunda que provocaron la derrota: “Nos debemos quedar con todo lo bueno que hicimos en Almería y también con lo malo. Es verdad que últimamente los minutos iniciales no nos habían costado puntos sobre todo en casa, pero el otro día sí pasó. Es fundamental salir bien porque el Huesca tiene jugadores muy solidarios. Como no igualemos ese nivel de intensidad, no aguantaremos su ritmo”.

Fuente: Miranda es Deporte