“Es otro partido de dificultad muy alta y debemos estar a la altura”

314
Andoni Iraola, entrenador del Mirandés

El Mirandés cerrará 2019 con una visita de altura al feudo del Girona. Los hombres de Andoni Iraola tratarán de sorprender a la escuadra catalana. El técnico guipuzcoano centra sus esfuerzos en minimizar al menos los errores que se cometieron en la cita copera del martes: “Es otro partido de dificultad muy alta. Ellos están bien en este momento de la temporada y sus jugadores determinantes están en buen estado. Los de arriba son los que más llaman la atención con Borja García, Stuani o Samu Sáiz. Por fuera tienen futbolistas con muchas piernas y por dentro también manejan muchos registros. Nosotros tenemos que estar a la altura”.

Plantilla y cuerpo técnico esperan un partido de alta dificultad ante un rival que cuenta en sus filas con varios jugadores con pasado en la máxima categoría. Aún así, los rojillos apuestan por mantener su misma idea de juego en Montilivi. “Por las características de nuestros jugadores tenemos que llegar a campo contrario, tenemos que hacer que el partido tenga ritmo. Hay que hacerles correr para atrás también. Es lo que nos está dando resultados y hay que insistir ahí. No estamos haciendo grandes cambios tácticos. Ajustamos cosas en función del rival, sus puntos fuertes, pero no cometeremos locuras”, añade.

Los últimos encuentros han exigido a la escuadra mirandesista en el aspecto físico, aunque Iraola espera que todos lleguen en condiciones para disputar el duelo. La principal duda se encuentra en el lateral derecho ya que tanto Carlos Julio como González están entre algodones: “Estamos teniendo cuidado porque hay jugadores muy justos, pero no tenemos tantos lesionados. Creo que llegaremos bien. Tanto Carlos como Alex no pudieron estar en Copa. Hay que analizar con el cuerpo médico qué riesgos corremos y ver cómo entrenan el último día. En Copa jugó Cristian en esa posición y también algún otro jugador que puede jugar como lateral”.

Los rojillos se encuentran instalados en la zona media de la tabla, cerca de los puestos cabeceros. Sin embargo, Iraola mantiene los pies en el suelo pese a la ilusión que ha despertado el juego del equipo entre sus aficionados. “Esta categoría es muy larga. Quedan muchos partidos por jugar. Tenemos que ir partido a partido. En enero nos espera un mes muy duro, mínimo uno de Copa más. La competición es dura. Creo que el parón vendrá bien a todos los equipos en general porque los jugadores están acumulando mucha carga”, destaca.

El UCAM derrotó al Melilla a domicilio para superar la primera ronda (Foto: UD Melilla)

UCAM Murcia, rival en Copa

En otro orden de asuntos, la Ciudad del Fútbol de Las Rozas ha acogido este mediodía el sorteo de la segunda eliminatoria de la Copa del Rey. El UCAM Murcia será el rival del conjunto rojillo en un duelo que se jugará en La Condomina. El bloque azulón ocupa el decimocuarto lugar en el Grupo IV de Segunda B con un balance de 4 victorias, 7 empates y 6 derrotas. Suma 19 puntos en su haber. En la anterior ronda eliminó a domicilio al Melilla.

Fuente: SER Miranda