“No acabo de ver lo del calendario asimétrico. Va contra la igualdad de la competición”

205
Andoni Iraola, entrenador del Mirandés

Si el Mirandés acabó 2019 con la disputa de varios duelos de alta exigencia, la llegada del nuevo año se puede decir que es idéntica o incluso de mayor dificultad. Cádiz, Zaragoza y Málaga esperan en el campeonato liguero a lo que se suma la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa del Rey que le medirá a un equipo de Primera División en Anduva.

En otras temporadas el equipo que dirige Andoni Iraola se hubiese enfrentado a Cádiz, Numancia y Oviedo en el arranque de la segunda vuelta, pero el calendario asimétrico fue caprichoso con los rojillos. “No acabo de verlo. Va un poco contra la igualdad de la competición. Se te puede juntar, como es nuestro caso, un final de primera vuelta muy fuerte a nivel de rivales y un inicio de segunda contra equipos muy poderosos. Al final son intereses, pero yo prefería el sistema de antes la verdad”, subraya el entrenador guipuzcoano.

Aún así, Iraola reconoce que motivación no faltará para afrontar las próximas citas que marcarán a buen seguro el camino del Mirandés en la Liga: “Debemos afrontar varios partido seguidos, pero los que tenemos que jugar en enero son muy atractivos para el jugador y el espectador. Vas a jugar a Cádiz contra el líder y la gente va a estar enchufada, después con el Zaragoza también. Al futbolista le gusta jugar este tipo de encuentros”.

El cuerpo técnico cuida al más mínimo detalle la carga física que puede acumular la plantilla por la gran carga de partidos que el equipo afrontará en enero: “Lo que tenemos que hacer es extremar el tema del descanso. Hay que valorar cómo recuperar a cada jugador porque hay algunos que llevan bien jugar tres partidos a la semana y otros a los que les cuesta más. Depende también de la exigencia física de unas posiciones con respecto a otras. La suerte es que no hay un número alto de lesionados”.

El Mirandés se verá este miércoles las caras con el líder de la categoría de Plata, aunque antes conocerá a su rival en la próxima ronda copera. “No voy a pedir deseos porque luego nunca se cumplen. Lo bueno es que jugaremos en Anduva. Me hubiese gustado que el sorteo no estuviera tan dirigido. El formato de partido único en casa del rival de categoría inferior está bien, pero los grandes no se pueden enfrentar entre sí casi hasta semifinales. El que toque, será un partido atractivo”, puntualiza Iraola.

Fuente: Miranda es Deporte