“El partido fue cerrado, de estar concentrado y no equivocarse”

146
Andoni Iraola, en el banquillo de Anduva (Foto: LaLiga SmartBank)

Se notó el desgaste copero, pero al menos el Mirandés suma y sigue en el campeonato de Liga. El equipo rojillo acumula cinco partidos seguidos sin conocer la derrota antes de recibir al Villarreal el próximo miércoles. “Somos dos equipos que juegan abiertos, pero en este encuentro fue todo lo contrario. El partido había que jugarlo a ganar segundas jugadas y estrategia, pero fue mucho más cerrado de lo que imaginábamos. Tuvimos la primera muy clara de Joaquín y el tiro de Frutos al larguero y no hubo más ocasiones. Tuvimos alguna transición, pero no estuvimos finos”, destaca el entrenador Andoni Iraola.

Se trata de cuarto empate a cero que el cuadro mirandesista cosecha en Anduva esta temporada: “Nosotros hemos defendido bien. Ellos tienen jugadores de muchos centímetros, pero con balón estuvimos más espesos en el último tercio como para crear ocasiones. El partido fue cerrado, de estar concentrado y no equivocarse. No conseguimos encontrar a Marcos al espacio y jugamos balones demasiado directos”.

Al igual que en la anterior cita ante el Málaga, Iraola reconoció que a su equipo le había faltado chispa en los metros finales: “El equipo físicamente acabó bien, pero faltó esa chispa que a veces es definitiva. Estamos jugando cada tres días y es algo normal. No hicimos ningún cambio pensando en la Copa. Tenemos que pelear cada punto porque no va a ser sencillo. Hemos sumado cuatro empates seguidos”.

Jémez asegura que su equipo entendió el partido que debía hacer (Foto: LaLiga SmartBank)

Paco Jémez, entrenador del Mirandés

Por su parte, el técnico visitante destacó el buen hacer de sus pupilos que se adaptaron a las circunstancias sobre el césped de Anduva: “Todo lo que no sea ganar no nos satisface. Hay que darle valor a lo que el equipo hizo aquí y ante un rival que lleva mucho tiempo sin perder. Nos adaptamos lo mejor posible al estado del campo, pero en cuanto a sacrificio estuvimos al nivel que yo quería”.

Se contabilizaron pocas ocasiones claras de gol durante los noventa minutos en un encuentro en el que las defensas se impusieron a los ataques: “Cuando los equipos se meten en una lucha más física que técnica, suele haber muchas faltas. Sabíamos que se daría ese partido y lo intentamos jugar de la mejor manera. A nosotros no nos ha afectado la Copa. Eso no tiene porqué suponer un cansancio adicional. Al partido no le ha faltado intensidad, lucha y pelea”.

Fuente: Miranda es Deporte