El Mirandés sale vivo del Reale Arena (2-1)

201
Los rojillos realizaron un partido completo (Foto: LaLiga)

Era la premisa. Salir con la eliminatoria en el aire de cara al choque de vuelta en Anduva y el Mirandés lo cumplió con creces ante la Real Sociedad, que se llevó el partido en dos zarpazos de Oyarzábal y Odegaard (2-1). Los pupilos de Andoni Iraola demostraron personalidad en un estadio que registró una magnífica entrada y que arropó a los suyos desde horas antes del inicio del duelo.

El cuadro rojillo avisó de sus intenciones nada más rodar el balón. Merquelanz se coló por el costado izquierdo para poner a prueba a Remiro que envió el disparo a córner. Sin embargo, en la primera llegada realista llegó el primero. Portu se anticipó a Odei que cometió penalti. Oyarzábal no falló para adelantar al bloque donostiarra (1-0). Lejos de venirse abajo, los visitantes buscaron el empate con sus armas. Malsa dio una lección de fútbol en el centro del campo al igual que Guridi que regresaba a casa.

Odegaard hizo el segundo tanto donostiarra

El Mirandés igualó el encuentro para delirio de su afición tras un robo del centrocampista francés. Matheus se hizo hueco en el área, su remate tropezó lo justo en un defensor para hacer inútil la estirada de Remiro (1-1). El equipo había hecho lo más difícil, pero volvió a recibir un duro golpe. Odegaard hizo emplearse a fondo a Limones, que también salvó el tanto en el posterior disparo de Portu. Sin embargo, el medio noruego aprovechó el rechace para marcar (2-1).

Tras el paso por los vestuarios, el equipo rojillo dio un paso al frente. Solo Portu pudo ampliar la renta guipuzcoano, pero volvió a toparse con Limones. A partir de ahí, el Mirandés apenas pasó agobios. Ni la entrada de William José y Januzaj en ataque hizo temblar las piernas a la zaga que supo contener las escasas acometidas locales. Incluso los de Anduva dieron algún susto ante la desesperación de la hinchada blanquiazul que esperaba más de su equipo. Todo queda abierto para la vuelta. Anduva será una olla a presión que llevará en volandas a sus jugadores en busca de una final histórica.

Real Sociedad: Remiro; Zaldua, Aritz (Guevara, min. 66), Le Normand, Monreal; Zubeldia, Merino; Odegaard; Portu (Januzaj, min. 77), Isak (William José, min. 66) y Oyarzábal.

Mirandés: Limones; González, Odei, Sergio, Kijera; Malsa, Guridi; Álvaro Rey (Iñigo Vicente, min. 86), Antonio Sánchez (Peña, min. 76), Merquelanz; y Matheus (Marcos André, min. 69).

Árbitro: Gil Manzano (comité extremeño). Amonestó en el bando local a Monreal, Oyarzábal y Zaldua; y por parte visitante a Kijera.

Goles: 1-0 Oyarzábal (p.), min. 8; 1-1 Matheus, min. 39; 2-1 Odegaard, min. 42