“Me parece una cabezonería de la LFP porque la Federación ya avisó de esta posible circunstancia”

694
Alfredo de Miguel, presidente del Mirandés

Si el técnico rojillo Andoni Iraola quiso zanjar de manera definitiva el asunto una vez finalizado el partido aplazado ante el Zaragoza, ahora es el presidente del Mirandés, Alfredo de Miguel, quien entra en acción. El máximo accionista afirmó ayer en el Partidazo de la Cope que el club cursó este pasado lunes una petición formal para que la Liga procediera al cambio de día para afrontar el duelo contra el Girona. Sin embargo, la respuesta recibida fue negativa. “Argumentamos que no parece lógico que el Mirandés tenga dos días menos de descanso que la Real. La LFP ya ha contestado que no. Nos argumentó que se crearía un precedente y no se mueve. Este partido es de vital importancia. Es una semifinal y algo histórico para el club, pero quiero dejar claro que la Real no tiene nada que ver al respecto”, manifiesta.

De Miguel incluso llegó a contactar con su presidente Javier Tebas, pero de nuevo recibió la misma contestación: “Creo que debería reflexionar sobre este tema porque adultera totalmente la competición. Nosotros llevamos cinco semanas compitiendo miércoles y domingo o jueves y domingo. Si se puede adelantar al sábado sería un día más y la cosa cambia, aunque lo ideal sería jugar los dos equipos el viernes. La Federación ya comunicó el día 6 a la LFP que se podía dar esta circunstancia. No entiendo esta posición. Me parece una cabezonería de la Liga”.