“Fueron noches inolvidables que ahora deben seguir en la Liga”

197
Sergio agradeció los ánimos de la afición

Creyeron hasta el final y así lo transmitieron a una afición que trató de llevar en volandas a sus jugadores hacia una histórica final de Copa. El equipo rojillo cayó con honores ante un rival que acaricia los puestos de Champions League y que superó a los hombres de Iraola con dos penaltis que terminaron por desequilibrar la eliminatoria. “Es un día duro porque todos teníamos mucha ilusión, pero es para estar orgullosos con el trabajo. Creo que hemos dado la cara siempre. El equipo siempre da el máximo. Nos han despertado del sueño y ahora vuelta a la Liga. Estamos en una posición intermedia y podemos dar nuestra mejor versión si preparamos los partidos con más tiempos”, apunta el central Sergio González.

La Real planteó un partido físico que a la postre dio sus frutos. A los rojillos les costó elaborar su juego durante los noventa minutos: “Ellos habían hablado que no habían estado bien en su campo. Si decían eso es que hicimos allí muchas cosas bien. Se ha visto que no han querido arriesgar. Hemos demostrado que tenemos nivel y el partido ha estado disputado. Se nos escapó en un penalti”.

Es momento de mirar hacia delante. La Segunda División es muy bonita y toca disfrutar de cada partido como reconoce el jugador madrileño: “El futuro nunca se sabe. El presente lo tenemos que disfrutar. Estos momentos bonitos hay que disfrutarlos con nuestra afición. La vimos ilusionada en la Copa, igual que nosotros. Han sido noches inolvidables para todos que deben seguir en la Liga”.

Aritz Elustondo, central de la Real Sociedad

La otra cara de la moneda se encuentra en San Sebastián. 32 años después la Real Sociedad vuelve a alcanzar la final de Copa. El central Elustondo se mostró feliz, pero reconoció el mérito del cuadro rojillo que se quedó a un paso de hacer historia: “En todo momento hemos respetado al Mirandés. Teníamos que ganar los dos partidos y así ha sido. Vimos en la ida que ellos achuchaban mucho. Si hacíamos nuestro juego, podíamos sufrir más de lo normal. Estuvimos serios atrás y pudimos conseguir un gol”.

Fuente: Miranda es Deporte