“La experiencia de jugar cada tres días nos puede beneficiar”

280
Barco remata a portería (Foto: CD Mirandés)

La plantilla del Mirandés ya se ejercita en grupos reducidos de trabajo sobre el césped del campo anexo a Anduva. Había ganas como bien apunta el delantero Mario Barco que cree que el equipo debe afrontar la recta final de la temporada como si de 11 finales se tratase.

Felices por regresar al verde, pero teniendo muy claro que se debe seguir el protocolo marcado por la Liga: “Es una sensación de satisfacción plena porque llevábamos muchos días esperando salir al campo. Los ejercicios que hacíamos en casa no tienen nada que ver con esto. La liberación es tremenda. Creo que el protocolo es muy completo y seguro. Pondremos de nuestra parte para completar la temporada y terminar haciendo nuestro trabajo”.

Lo que sí ha subido es la carga de trabajo en esta segunda semana: “La sensación al acabar el entrenamiento es parecida a la de terminar un partido. Con cansancio, con ganas de llegar a casa y comer, pero con la satisfacción de haber hecho un buen trabajo”.

De lo que hay ganas es de volver a la competición y más después de la última victoria en Alcorcón: “El parón fue una pena porque llevábamos un año muy completo. Estábamos progresando hacia arriba. Ahora la Liga estará mucho más igualada, pero nosotros tenemos la experiencia de jugar partidos cada tres días y eso nos puede beneficiar”.

El objetivo sigue siendo la permanencia pero, ¿se puede soñar?: “Los primeros partidos que tengamos ahora serán importantes para coger sensaciones y sobre todo para marcar cuál será nuestro objetivo de ahí al final. Es un mes y para mí es como si fuese una temporada nueva. Debemos afrontarlo como once finales”.