“Todavía nos queda trabajo por hacer para alcanzar los 50 puntos”

282
Iraola se mostró feliz con la victoria (Foto: LaLiga SmartBank)

El entrenador del Mirandés, Andoni Iraola, se mostró satisfecho tras la victoria de su equipo en el derbi castellano leonés ante el Numancia. Los rojillos sufrieron al final con un jugador menos para mantener la renta: “En los primeros minutos nos costó tener balón, aunque ellos no tuvieron ocasiones claras a parte de la estrategia que ahí sí sufrimos. Acabamos bien la primera parte y la segunda la comenzamos muy bien. La expulsión de Malsa condicionó el tramo final. Metieron mucha gente en el área, pero por suerte pudimos aguantar el resultado”.

La expulsión de Malsa condicionó la recta final del encuentro. Antes el cuadro rojillo apenas había pasado agobios para contener las acometidas sorianas. “Creo que el equipo a nivel físico ha respondido bastante bien, aunque al final nos costó porque acabamos con diez y el Numancia nos exigió. En juego no sufrimos demasiado en cuanto a ocasiones se refiere, aunque siempre había incertidumbre con los centros de jugadores como Mateu o Curro”, apunta Iraola.

Cuestionado sobre la alineación que puso en liza en el regreso a la competición, Iraola deja claro que quiere ver en acción a todos sus futbolistas. Lizoain debutó con buenas sensaciones bajo los palos: “No quiere decir que vaya a jugar todos los encuentros que quedan. De hecho la idea es que veamos a ambos porteros competir, igual que con los jugadores de campo. La falta de amistosos te fuerza a esto. Raúl estuvo bien y tendrá una buena pelea con Limones”.

El técnico guipuzcoano mantiene los pies en el suelo pese a la victoria. El Mirandés se acerca un poco más a la salvación, pero tiene a tiro los puestos de playoff de ascenso. El siguiente duelo será en El Alcoraz: “Creo que el Huesca está en otro rollo. Están luchando por el ascenso directo y tienen una plantilla muy larga que se adecua muy bien a este tramo final de la temporada. Sabemos que allí tendremos que hacer bien las cosas si queremos sacar algo positivo. Todavía nos queda trabajo por hacer para alcanzar los 50 puntos aunque con los tres de hoy se ve cada vez más cerca”.

Carrión atendió de forma telemática a los medios de comunicación

Luis Carrión, entrenador del Numancia

Por su parte, el míster del conjunto soriano lamentó la derrota en Anduva. Los visitante tuvieron opciones de empatar en los últimos minutos cuando se encontraban con un futbolista más sobre el césped: “En la primera parte tuvimos más posesión jugando más en su campo, aunque sin ocasiones claras. En una acción aislada se pusieron por delante. No salimos bien en la segunda parte y en una pérdida de balón cometimos el penalti. Después tuvimos el dominio total del partido con centros y el gol de Escassi, pero nos vamos perdiendo”.

Para Carrión la jugada clave se produjo en el arranque de la segunda parte. Iñigo Vicente cayó dentro del área y, tras la revisión del VAR, el colegiado señaló pena máxima a favor del Mirandés. “Les dije en el descanso que estábamos teniendo mayor control del partido. El penalti cambió todo porque tuvimos un tramo muy malo después de su segundo gol. A partir de la expulsión tuvimos buenos momentos y pudimos empatar, pero no fue suficiente”, subraya.

El Numancia acumula ocho partidos consecutivos sin conocer la victoria. El conjunto rojillo se sitúa a dos puntos de los puestos de descenso: “Me hubiera gustado ganar, pero no pudo ser. Lo bueno es que tenemos tres días para el siguiente partido y debemos hacer todo lo posible por ganar un encuentro ya que nos dé tranquilidad. Ni ganar hoy ni perder hoy es definitivo. Quedan diez partidos en poco tiempo. Debemos salir con todo ante el Cádiz”.