“Tenemos que ser más listos con el tema de las expulsiones”

204
Andoni Iraola, pensativo durante el encuentro (Foto: LaLiga SmartBank)

Se notó mucho el cansancio en las piernas de los jugadores del Mirandés que solo dispusieron de un día para preparar el duelo ante la Ponferradina. No sirve de excusa, pero el entrenador Andoni Iraola cree que esta circunstancia se pagó durante los noventa minutos: “Veníamos de jugar contra el Huesca con pocos días de recuperación. Lo raro es lo que pasó allí donde el equipo estuvo muy bien físicamente. Hoy otra vez tuvimos poco tiempo. No teníamos piernas, es la realidad, y solo 15 jugadores de campo. Nos ha costado arrancar porque perdimos mucho balón por dentro. Curiosamente cuando nos hicieron el gol, reaccionamos. En la segunda parte no pudimos ganar ningún duelo individual y después la expulsión ha marcado los minutos finales”.

Al igual que sucedió en el anterior encuentro en casa, los rojillos se quedaron con un jugador menos por la rigurosa expulsión de Carlos Julio: “Tenemos que ser más listos. No dar la opción al árbitro a que puede sacar la tarjeta roja. Después de bastante tiempo hablaron entre ellos y decidieron expulsarle. Si podemos ahorrarnos ese tipo de acciones mucho mejor porque nos cuestan puntos”.

Pese a la derrota, el equipo tiene a tiro la permanencia en la categoría y la lucha por la fase de ascenso. “La diferencia entre el playoff y el descenso no es tanta. Estamos más cerca de la línea de arriba, pero debemos seguir apretando para sumar. Todos los partidos son igualados. Debemos prestar atención al tema de la recuperación porque ahora perdemos a Carlos Julio. Estamos pidiendo esfuerzos a jugadores que han disputado los tres partidos enteros”, declara Iraola.

Bolo y los jugadores del banquillo celebran el primer tanto (Foto: LaLiga SmartBank)

Jon Pérez ‘Bolo’, entrenador de la Ponferradina

Por su parte, el técnico del cuadro berciano se mostró satisfecho con el triunfo. Un resultado que acerca a la Deportiva a la salvación y también a los puestos de playoff. “Creo que la primera parte fue una gran primera mitad hasta que cometimos el error del gol. Ellos se vinieron arriba y tuvieron más ataques. Luego entramos bien a la segunda. Supimos sufrir al final y defendernos bien. Con la expulsión fuimos a por la victoria”, apunta el míster vasco Bolo.

La Ponferradina se verá las caras entre semana con el Racing que ocupa el farolillo rojo de la clasificación: “Espero un partido difícil el miércoles conociendo a su entrenador y el orgullo de los jugadores. Creo que no bajarán los brazos en ningún momento. Es cierto que están en una situación complicada, pero debemos ser la misma Ponferradina para hacer bien las cosas y sumar los tres puntos”.