“Me preocupan las consecuencias de la derrota”

411
Andoni Iraola, entrenador del Mirandés (Foto: LaLiga SmartBank)

Iraola perderá a Malsa para la próxima cita ante el Almería y casi con toda probabilidad al central Odei que tuvo que abandonar el césped lesionado antes de concluir el primer tiempo.

El entrenador del Mirandés, Andoni Iraola, no le puso ningún pero a la derrota de su equipo en el Rodríguez López. Los rojillos saltaron al campo sin intensidad y muy pronto se vieron con dos goles de desventaja: “Hemos dado muchas facilidades al principio. Después tuvimos que arriesgar mucho. Incluso tuvimos opción de empatar, pero luego llegaron los goles del Tenerife a la contra. Me preocupan las consecuencias de la derrota a nivel de que hemos perdido jugadores”.

El técnico de Usurbil lamentó las dos primeras dianas recibidas, aunque destacó en sala de prensa la capacidad de reacción de su equipo tras el descanso: “El primero viene a consecuencia de un córner y el otro en una acción sin aparente peligro. Si apretamos arriba, tenemos que ir de verdad. Hasta que nos hemos visto con el 2-0 no nos quitamos ese miedo. El gol de Dani Gómez nos remató. Asumimos muchos riesgos y en una contra hicieron el tercero”.

Lo peor del choque fue la lesión del central Odei que podría sufrir una importante lesión en su rodilla izquierda tras una mala caída. “Tenemos tres centrales en plantilla y Sergio y Odei están fuera a día de hoy. Será complicado recuperarlos. Hicimos el invento de situar en esa posición a Malsa, pero también le perdemos para el domingo en otra acción que no tenía ningún peligro”.

Baraja ha mejorado la cara del Tenerife desde su llegada (Foto: LaLiga SmartBank)

Rubén Baraja, entrenador del Tenerife

Por su parte, el míster local destacó el buen hacer de sus pupilos durante los noventa minutos. Al Tenerife se le puso muy pronto el encuentro de cara con dos goles en el primer cuarto de hora de juego: “Es evidente que cuando planteas un partido, tener la posibilidad de ponerte por delante siempre es importante. Nos fuimos al parón de la media hora con el 2-0. Aguantamos bien hasta el descanso pese a que el Mirandés modificó su sistema. Hablamos de no recibir gol al principio de la segunda parte, pero el gol les dio vida. Tuvieron la opción del palo, pero nos repusimos a esas dos acciones. El 3-1 ya fue definitivo”.

Con este triunfo, el cuadro blanquiazul se acerca a la salvación. Pese a ello, Rubén Baraja quiere que su equipo mantenga el nivel ofrecido en los últimos partidos: “Cuando tienes la suerte de ganar dos partidos, eso siempre da confianza. Debemos disfrutar de esta victoria en casa. El equipo respondió y la gente que salió en la segunda parte también siguió igual. También tuvimos acierto y creo que tenemos que estar contentos. Mañana ya tocará pensar en el siguiente partido. Hay muchos puntos en juego aún. Debemos mantener la misma línea”.