José Alberto: “Queremos seguir creciendo y ver la competitividad del equipo fuera de casa”

155
José Alberto compareció ante los medios informativos (Foto: CD Mirandés)

El técnico asturiano destaca la peligrosidad del Tenerife en las transiciones. El cuadro rojillo nunca ha ganado en el Rodríguez López.

Dos puntos tras las dos primeras jornadas de Liga. Es el botín que ha conseguido el Mirandés en el arranque del campeonato. Valiosa cifra dadas las circunstancias ya que el equipo se encuentra en construcción y todavía quedan varios jugadores por llegar. “El equipo ha competido muy bien, pero los merecimientos en esta categoría valen poco. En los últimos minutos hemos dado facilidades al rival. Se debe a que con 1-0 el rival te aprieta y te somete. El marcador es estrecho y puede pasar cuando no cierras los partidos. Del minuto 75 para delante se deciden muchos encuentros y hay que ser consciente de ello”, destaca José Alberto López.

El equipo mirandesista tratará de romper el mal fario que le persigue en sus visitas a la isla donde nunca ha conseguido la victoria: “Me gusta que las estadísticas se rompan. Intentaremos ganar y con esa ilusión vamos. Queremos seguir creciendo y ver la competitividad de la plantilla fuera de casa. El Tenerife es un equipo que Fran ha hecho suyo en poco tiempo. Manejan muy bien las transiciones, son verticales y peligrosos”.

Máxima concentración

José Alberto ha incidido en la concentración en los minutos finales en los que el cuadro rojillo ha sufrido en exceso las acometidas de sus rivales en los primeros encuentros. Sin dar pistas, reconoce que el equipo viajará con las ideas claras para tratar de ganar en el Rodríguez López: “Debemos interpretar bien las situaciones de juego que se van a dar. Sabemos el tipo de partido que nos encontraremos. Es un buen conjunto con grandes individualidades. Maneja bien diferentes registros”.

Será el estreno mirandesista lejos de Anduva. El feudo blanquiazul no será tan fiero sin aficionados, pero José Alberto resta importancia a este hecho: “Queremos a las aficiones en las gradas. El que no sea capaz de soportar esa presión no puede ser ni entrenador ni futbolista. Ojala esto pase lo más rápido posible. Tenemos que adaptarnos a la situación. No creo que sea una ventaja o desventaja. El equipo debe competir y mostrar una buena cara”.