Lucía Morquecho: “Mi reto es ser campeona de España en 2021”

530
Lucía Morquecho ha atendido a Miranda es Deporte tras su última medalla de bronce

Cerró un atípico 2020 con la medalla de bronce en la Liga Nacional de Kárate. Con tan solo 10 años conquistó el título nacional tras doblegar a la andaluza Marta Ontiveros en la categoría alevín de kumité. Ahora la dificultad es mayor, pero Morquecho quiere subirse de nuevo al primer cajón del podio.

Se inició con cuatro años en el mundo del kárate y ahora tiene 14. ¿Qué recuerda de sus inicios?: “Comencé porque siempre veía a mi padre practicar este deporte. Me apuntó al gimnasio Podium de la ciudad. Al principio era todo como un juego y pasármelo bien, pero después empecé a destacar. A partir de ahí me lo tomé más en serio”.

En la cabeza de los niños, a edades tempranas, hay otros deportes como fútbol o baloncesto, ¿por qué en la suya fue el kárate?: “Es un deporte de respeto sobre todo y de muchos valores que tienes que tener en cuenta. Es lo que realmente me llamó la atención”.

¿Cómo se define como deportista?: “Creo que lo hago bien sobre el tatami, pero está claro que hay que entrenar y dar lo mejor de uno mismo. Todo esfuerzo tiene su recompensa. Hay que luchar por lo que uno quiere”.

Compagina estudios y kárate. ¿Es duro?: “Entreno en Logroño y mi padre hace el esfuerzo de subirme casi todos los días. La verdad es que llevo bien los estudios, pero los podía llevar mejor. Es difícil compaginarlo y hay que tener bastante tiempo”.

¿A qué le gustaría dedicarse tras finalizar sus estudios?: “Me gustaría ser auxiliar de enfermería, aunque no lo tengo del todo claro. También policía porque me lleva gustando desde pequeña”.

A un deportista no se le suele olvidar su primer campeonato. ¿Recuerda el suyo?: “Fue el de Castilla y León. Es un torneo en el que si te subes al podium, después tienes que hacer la preselección para el Campeonato de España. Quedé primera en kata y en combate. Ese resultado me incentivó a continuar”.

Y hace cinco años se llevó una tremenda alegría porque nunca es fácil proclamarse campeona de España: “La cita fue en Murcia y al principio, te puedes imaginar, no me lo podía creer. Yo viajé allí como si fuese un campeonato más. Hice cuatro combates más luego la final. Ahora veo las fotos y siento muchísima alegría”.

¿Qué reto se marca para 2021?: “Quedar campeona de España otra vez y que me preseleccionen para el de Europa. Ahora mucha gente quiere ganar el título nacional y está claro que costará aún más que aquella vez. También puede que tu peso cambie por lo que no todos los años compites contra las mismas rivales. Hay mucho nivel”.

Me imagino que el pasado año fue muy duro para entrenar en óptimas condiciones: “En casa hice lo que podía durante el confinamiento. Ahora entrenar con la mascarilla es más complicado, pero debemos adaptarnos a la situación que vivimos. Al principio me la bajaba, pero no queda más remedio que acostumbrarse a llevarla puesta”.

Su último logro fue conquistar el bronce en la Liga Nacional. ¿Con qué sensaciones regresó de Málaga?: “Sinceramente creo que podía haber dado mucho más. Iba muy confiada también, todo hay que decirlo. No queda otra que seguir entrenando”.

¿Alguna rival en concreto se le atraganta sobre el tatami?: “Eva Otero. Es asturiana. Con ella es contra la que más veces he competido y también perdido. Antes no estaba en el mismo peso que yo. Voy a intentar ganarla en los siguientes campeonatos”.

El kárate no será olímpico en París 2024. ¿Qué opinión le merece?: “Creo que deberían haber dado una oportunidad a este deporte, pero lucharemos para ser olímpicos en futuras ocasiones. Es una decisión que han tomado y no hay que darle más vueltas”.