Para Raúl Delgado no pasan los años

1123
Un momento de la competición
Un momento de la competición

El triatleta mirandés se quedó a un paso de la victoria en la Pirene Xtreme, una de las pruebas más duras del panorama nacional.

Gustavo Conde | ‘La aventura más desafiante de tu vida’. Es la frase que define a la perfección la Pirene Xtreme, una de las carreras más duras del calendario. Recoge la esencia del triatlón, rompiendo todos los límites en algunos de los lugares más bellos y espectaculares del sistema montañoso fronterizo de los Pirineos. Hasta tierras catalanas se desplazó Raúl Delgado con la intención de realizar una buena competición tras disputar hace apenas quince días la Carrera por Montaña mirandesa.

Los participantes afrontaron 3,8 kilómetros a nado en las aguas del embalse de Terradents. Después 175 en bicicleta, con 4.000 metros de desnivel positivo y cuatro puertos de Primera Categoría. Y para terminar, el exigente trazado a pie de 40 km. Delgado estuvo muy cerca de la gloria. Cruzó la meta en segunda posición, pero llegó a liderar la carrera en la última parte del recorrido.

Delgado sobre su bicicleta

“Me coloqué primero, pero a falta de 14 kilómetros cayó el diluvio. Me quedé frío y perdí la plaza, pero me fui satisfecho“, destaca. De los 50 participantes que tomaron parte en la Pirene Xtreme, solo 22 pudieron cruzar la línea de meta en la Estación de Esquí Port Comte.