Los males se acrecientan

331
Brugué cae en el área en la búsqueda por el balón
Brugué cae en el área en la búsqueda por el balón (Foto: Alfonso G. Mardones)

El Mirandés regresó de nuevo a las andadas en Anduva (0-1). Perdió ante el Huesca y fue despedido con tímidos silbidos y algún pañuelo.

Gustavo Conde | El Mirandés revivió a otro rival que llegaba herido a Anduva. El Huesca venció por la mínima con el solitario tanto de Marc Mateu lo que supuso la primera victoria de Xisco Muñoz al frente del banquillo oscense (0-1). La escuadra visitante dispuso de la primera gran oportunidad del choque. Los rojillos repitieron un mal endémico que les lleva persiguiendo desde que comenzase la temporada. Ferreiro ejecutó una falta lateral al corazón del área que Pulido cabeceó por encima del larguero, cuando se encontraba libre de marca.

Los hombres de Xisco Muñoz monopolizaron el control del juego en los primeros compases. Al conjunto jabato le costaba mantener el balón en su poder y el Huesca merodeaba una y otra vez la portería local. Gaich puso a prueba a Lizoain que repelió como pudo el potente lanzamiento del delantero argentino desde la frontal. En el córner posterior, Seoane estuvo a punto de aprovechar un barullo en el área. El balón golpeó en la madera.

El equipo rojillo igualó las fuerzas en la recta final del primer tiempo. Incluso pudo irse con ventaja al descanso tras un disparo de Oriol Rey que desbarató Andrés en primera instancia. El meta murciano se estiró para despejar de nuevo el cuero ante la presencia de Marqués. Tras el paso por los vestuarios, el Mirandés avisó con dos chispazos de ‘Roro’ Riquelme que no encontraron el objetivo del gol.

Iago López con el balón (Foto: Alfonso G. Mardones)

Xisco Muñoz refrescó el centro del campo oscense dando entrada a Mikel Rico y Juan Carlos. El conjunto azulgrana tuvo dos oportunidades casi consecutivas. El propio centrocampista vasco realizó un ajustado disparo que se marchó a córner. Y en la siguiente acción, el lanzamiento de Gaich tropezó ligeramente en un defensor, pero Lizoain tiró de reflejos para evitar que el balón se colase en la red.

El gol se veía venir y llegó minutos después. Gaich ganó la línea de fondo para servir el tanto en bandeja a Marc Mateu (0-1). Escobar introdujo tres cambios seguidos en busca de la reacción, pero esta vez el arreón final no sirvió para que los rojillos al menos rescatasen un punto, y eso que Gelabert se topó con el poste en el añadido tras un centro que se envenenó. Con este marcador, el Huesca coge aire en la tabla mientras que Lolo Escobar queda muy tocado en el banquillo mirandesista.

MIRANDÉS: Lizoain; Iago López, Capellini, Arroyo, García de Albéniz; Álex López (Hassan, min. 72), Meseguer, Oriol Rey (Olguín, min. 84); Brugué (Íñigo Vicente, min. 72), Marqués (Gelabert, min. 72) y ‘Roro’ Riquelme (Rementería, min. 84).

HUESCA: Andrés; Buffarini (Escriche, min. 74), Pulido, Ignasi Miquel, Florián; Salvador (Mikel Rico, min. 57), Mosquera; Ferreiro (Juan Carlos, min. 57), Seoane, Marc Mateu (Nwakali, min. 85); y Gaich (Andrei, min. 74).

ÁRBITRO: Pulido Santana (Las Palmas). Amonestó en el bando local a García de Albéniz (8′), Capellini (42′); y por parte visitante a Buffarini (20′), Ignasi Miquel (83′), Nwakali (89′) y Andrés (92′). VAR: Ocón Arráiz (La Rioja).

GOLES: 0-1 Marc Mateu, min. 68

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la jornada 16 en LaLiga SmartBank disputado en el Municipal de Anduva.